Desde mi ventana . . .

|


IMG 0915


Desde la ventana de mi despacho interrumpe mi concentración otra manifestación. Rara es la semana que no ocurre dos o tres veces.


Ahora, gracias al “juicio del procés”, no puedo andar sin que la policía me pida el DNI o me obligue a dar una vuelta de tres manzanas para llegar a la farmacia, etc.


Esperaba que, gracias al “procés” podría disfrutar de dos o tres meses de largos paseos a la farmacia pero, sobre todo, tranquilidad por la ausencia de manifestaciones.


Habiendo llegado a la conclusión de que, en los próximos meses, no me libraré de los “largos paseos”, ni de las manifestaciones, pasemos a hablar de esta curiosa manifestación.


Los manifestantes de hoy, son a la antigua usanza, no llevan un grupo de tambores, como se ha puesto de moda últimamente, ni un “voceador” con megáfono, gritando los mismos lemas sea cual sea el grupo que se manifieste.


Estos manifestantes gritan a pleno pulmón, sin ayudas mecánicas o electrónicas. Llevan pancartas hechas a mano, no son de imprenta pero, sobre todo, llama la atención las banderas que portan y los gritos que profieren, que no se entienden lo más mínimo porque gritan en chino.


Se encuentran desplegados frente a la Oficina Central del BBVA, en pleno Paseo de Recoletos, y llevan banderas de España y de China.


Parece que protestan porque ese banco les ha bloqueado sus cuentas, por una cuestión de blanqueo de capitales.


Algunos pensamos, y hemos escrito, que, aprovechando la ley de Blanqueo o, con la excusa de esta ley, son muchas las empresas, instituciones y bancos, que están creando inmensas bases de datos que podrían ser un exceso.


Si repasamos la legislación de blanqueo de capitales, toda transacción procedente de un banco no debe ser objeto de mayor comprobación, pues es el banco de origen quien garantiza y se responsabiliza del carácter “blanco” de esos fondos. La cuenta corriente que tengo en un banco para comprar por Internet, con lo que no hago ninguna otra operación se alimenta con dinero procedente de otra cuenta corriente, y se realizan pagos a otra cuenta corriente. En principio, NO deberían pedirme ninguna documentación, salvo el DNI. Por mucho que les interese saber de qué vivo o que Vds. quieran pasarme inspección, esa cuenta NO debería ser objeto de mayor información.


Las cuentas corrientes de estudiantes, que se alimentan de transferencias de sus padres y que, en su mayor parte, se utilizan para pagar el alquiler del piso o el colegio mayor, son movimientos que proceden de un banco y terminan en otro. Y si existe algún indicio que les haga merecedoras de atención, será por su operativa propia, un determinado día, NO todas a la vez, en febrero de 2019.


Si nos fijamos en los ciudadanos chinos, dueños de tiendas con un gran volumen de pequeños movimientos en metálico que ingresan el importe de su caja diaria, el banco debería comprobar a cada cliente individualmente, y bloquear la cuenta que corresponda en el momento que exista causa para ello. No es posible que todas las cuentas “salten” el mismo día de febrero de 2019.


Lo que ocurre, posiblemente, no sea una cuestión racista. No podemos pensar eso de una entidad como el BBVA. Pudiera ser que existiera algún acuerdo-orden entre el Banco y Hacienda; o que pretendan crear una base de datos para enviar publicidad; o que un bloqueo transitorio de cuentas genere algún beneficio que podría no ser para el banco, sino para alguna institución oficial porque, de no tener algo que ver la Administración, el banco correría el riesgo de ser objeto de una voluminosa sanción.


Personalmente, cuando veo a 300 empresarios o, tal vez más, perdiendo una mañana de trabajo, frente a la ventana de mi despacho, siempre pienso lo mismo: No son capaces de pensar que era mucho más útil destinar el dinero que están dejando de ganar en pagar a un despacho de abogados (y el mío está justo enfrente) para que les defienda adecuadamente.


Tras disolverse, tan ordenadamente como llegaron, tan disciplinadamente como gritaban, han dejado todo el frontal del BBVA con la pancartas que portaban, dejando testimonio de su enojo y prolongando su manifestación por más tiempo que su concentración.


Me molesta no poder meterte con un banco en un tema como éste, pero qué le vamos a hacer, con tal de ahorrarse los gastos de un profesional van a sufrir molestias tales como: pagar intereses y sufrir sanciones por no pagar en plazo la luz, el colegio, el IVA, etc.


Manuel de Cristóbal

Abogado



IMG 0916

IMG 0917





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.