Mérito real, inteligencia, valor y patriotismo genuino: una suma que multiplica. Don Liberto se integra en NOSOTROS.

|


Josu00e9 Liberto Lu00f3pez de la Franca y Gallego


Por su notable transcendencia nos hacemos eco desde esta redacción, de la recién estrenada incorporación a NOSOTROS (Partido de la Regeneración Social) -donde presidirá el Consejo Asesor Nacional Español,- del Sr. Don José Liberto López de la Franca y Gallego.


Don Liberto nació en Ciudad Real, ciudad donde tiene fijada su residencia. Su trayectoria personal y profesional es extraordinaria y ejemplarmente meritoria, tal como puede apreciarse en su extenso y notabilísimo Curriculum Vitae, inusual para un hombre aún joven como él. Aquí pueden constatarlo.

 http://libertolopezdelafranca.com/biografia/.


Esta redacción ha recibido -en exclusiva de NOSOTROS-, la carta dirigida a don Óscar Bermán Boldú, presidente nacional del Partido de la Regeneración Social, en el que don Liberto expone pormenorizadamente los motivos que le han llevado a militar partidariamente en la defensa del proyecto político que dio lugar a la fundación de NOSOTROS.


La decisión partidaria del Sr. Don Liberto López de la Franca reviste un especial significado ejemplarizante, y reafirma la genuina autenticidad del proyecto nacional para España que lidera don Óscar Bermán Boldú, y que cada día que pasa recibe mayor respaldo de eminentes personalidades de nuestra patria.



Carta Sr. Don José Liberto López de la Franca y Gallego



                                                                                                                  Madrid, 12 de noviembre de 2018.


Mi primer impulso al escuchar la proposición que en reiteradas e insistentes ocasiones me hizo, fue rechazarla de plano o guardar silencio. Hoy mi corazón que tanto ama a España se agita y conmueve al ver ultrajada nuestra sagrada bandera por la vesania de las hordas separatistas de la sinrazón, gravemente dividida y rea la nación de un gobierno espurio que ha vendido a la Patria a los intereses insaciables de los golpistas y traidores secesionistas; más me pidió con tanta insistencia que lo pensara y meditara bien antes de contestarle, que ya ve le he complacido. He por ello de aceptar honrosamente cuanto me pide, porque mi lealtad a nuestro país es total –absoluta- y nada ni nadie está por encima de ello, ¡solamente Dios! Por lo tanto, no puedo ni debo dar la espalda cobardemente en estas decisivas horas de tiranía contra la tierra sagrada de nuestros padres, la cual defenderé y serviré siempre hasta el último aliento de mi vida. ¡La Patria merece todo menos dejarla abandonada!


En la hora presente soy consciente del protagonismo al que soy llamado junto al sagrado e indeclinable deber de todos los españoles, en la gran empresa común de hacer una España, prospera, gloriosa, respetada, poderosa y soberana. Como patriotas afrontamos sin miedo un histórico tiempo eje, un momento decisivo; de hundir o salvar a España.


Los españoles que amamos y defendemos a nuestra Patria caminamos en el sentido ineluctable de la historia. ¡Es mi prioridad el defender hoy el honor de España y el honor de Dios!


Considerando por ello y a priori que en España no ha existido nunca, ni existe actualmente DEMOCRACIA alguna, titulada en cualquier denominación. Sin decir, que no queda en ella hoy día, ni un solo resorte del Estado de Derecho heredado de otros tiempos no lejanos. El paroxismo llega tan bajo hasta a estas horas infames, que ha sido privado y despojado de sus propios e inviolables derechos fundamentales y soberanía nacional su propio y legítimo dueño; el Estado español.


Lacera a España una imperante Plutocracia y nepotismo, basada en la plena y vigente oligarquía de partidos políticos dependientes todos del Estado español, bajo una tutela pactada de falsas libertades limitadas. Todo ello contemplado ante una única verdad que es incontestable ante cualquier individuo con razón; en España no existe hoy separación de poderes. Por ello es la hora inaplazable en la cual el Estado no nos ordene, nosotros junto al pueblo seremos quienes ordenemos sin miedo al Estado.


Aunque ya le adelanté por mi conversación telefónica dada en el anochecer del 24 de septiembre pasado, que mi circunscripción e incardinación en NOSOTROS, estaría supeditada la misma a varias condiciones las cuales son indispensables e insalvables para refrendar el formulario de afiliación.


PRIMERA.- Total y absoluta independencia, libertad de juicio y de maniobra externa en mi pertenencia como afiliado a su partido, sin ver limitadas o coartada las mismas.


SEGUNDA.- Mi independencia legítima como refundador principal de la JUNTA DEMOCRÁTICA DE ESPAÑA, sin condicionamientos. Así como mi libre ejercicio de poder en mis actuales cargos en los distintos estamentos que gobierno y presido. No debiendo ser escollo o inconveniente alguno de incompatibilidad entre ellos con mi militancia unipersonal en el Partido Nosotros.


TERCERA.- En el caso futuro que nuestro partido estimara que mi persona ocupe algún puesto señalado de responsabilidad y decisión política en nuestra nación, debo manifestar que, solo lo aceptaré obedeciendo lealmente en aras de un abierto espíritu de servicio a la Patria. Renunciando desde este momento a cualquier retribución económica por el cargo designado, sea cual sea su naturaleza o cantidad del salario. Revertiendo la/s misma/s íntegramente en el propio Estado. Exceptuando, claro está, en ello tan solo a las estrictas y mínimas dietas por traslado y manutención, siempre acomodadas en los lugares más humildes y modestos posibles que nos impone a todos la férrea austeridad del servicio a nuestra nación. Renuncia TOTAL y ABSOLUTA de la inmunidad-aforamiento o privilegios de cualquier tipo, antes, durante y después de ejercer cualquier cargo político. Con toda honestidad he de manifestarle que, esta será mi invariable conducta y no aceptaré otra por imposición, fuerza o norma, ni me apartaré de ella lo más mínimo. Sin renunciar a mí conciencia, mis convicciones y mi pensamiento político; porque siempre será para mí preferir morir pobre, pero honrado, que verme elevado al más alto sitial revestido de prebendas y honores, halagado en apariencia por las multitudes, pero viviendo en realidad desgraciadamente infeliz entre el vilipendio y la ignominia.


CUARTA.- Pongo a disposición todos mis bienes –que son pocos o nulos- declarándolos antes de entrar en política activa como líder. Haciéndolo de igual modo el día que tenga que abandonar la misma libremente y sin ataduras, sin más caudales y logros personales que los alcanzados únicamente en pro del respetado y honrado pueblo español.


QUINTA.- Trabajar sin descanso para erradicar definitivamente en un eficaz frente común a la corrupción en España; muy esencialmente contra los CORRUPTORES, raíz, razón de todo mal y descrédito general político en el país.


SEXTA.- Derogar las autonomías y la ilegalización perpetua de todos los partidos políticos separatistas que socaven la unidad indisoluble de España, y todos los partidos apátridas, o de signos neomarxistas y neocomunistas.


SEPTIMA.- Devolver la total independencia al Poder Judicial, Tribunal Constitucional, a las Fuerzas Armadas, Senado y al Congreso de la Nación, y todos los estamentos a nuestro alcance, sin cuya indispensable e indeclinable separación de poderes, asistiremos en poco tiempo al derrumbe propio del Estado.


OCTAVA.- Derogación inmediata de la Ley de la Memoria Histórica, y creación de una nueva Ley de la Verdad Histórica. ¡Ni vencedores ni vencidos!

Mi incorporación a NOSOTROS debe y tiene que ser un abierto espíritu de servicio permanente a España, sea esta mañana constituida en República o Monarquía. Deseo hacerlo con la total lealtad, con la eficacia de la certeza que en ningún partido podrá superarnos en honradez y trabajo. He reflexionado mucho tiempo antes de dar este paso decisivo y creo sinceramente ahora más que nunca que; España necesita de NOSOTROS, y por lo tanto ella viene a nuestro encuentro.


Los españoles que defendemos a nuestra Patria y su innegociable unidad, su grandeza y su auténtico protagonismo en el mundo, caminamos en el sentido ineluctable de la historia.


Como monárquico constitucionalista no creo en una Monarquía Parlamentaria, mi fe esta únicamente puesta en una Monarquía Constitucional. Me parece importante prestar mis servicios a un partido que ha valorado mejor que ningún otro la heroica defensa de nuestra nación, ante el grave peligro en el que se encuentra hoy sumida España. Si un día este partido político dejara de hacerlo, yo lo abandonaría inmediatamente.


Pienso en estos históricos momentos por encima de todo en España, llegando ansiar su prosperidad y grandeza, unidad y su paz bajo la antorcha luminosa que no tendrá ocaso de una Monarquía Constitucional, porque solo en ella está la salvación de España.


Con toda fidelidad:


José Liberto López de la Franca y Gallego


Señor Don OSCAR BERMÁN BOLDÚ

Presidente de NOSOTROS Partido de la Regeneración Social

Calle Carretas, nº 14 planta 5, oficina-1- despacho 1

28012-MADRID



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.